Tel. 91 300 34 91 info@eilajirafa.com

El yoga significa unión entre el cuerpo, la conciencia y la mente, y ¿sabéis la buena noticia? no tiene edad!!!

Como amantes de la primera infancia queremos que nuestros niños, que son yoguis y grandes maestros por naturaleza, experimenten con su cuerpo, con los demás y con su entorno.

En una clase de yoga para niños hay lugar para todo: la autonomía, la expresión oral, juegos, canciones, posturas de yoga( Asanas), bailes, canalizamos la energía que tenemos a través de juegos de niyamas, ejercicios divertidos de respiración y relajaciones!!!

¿Qué beneficios tiene el yoga para niños?

La práctica de yoga les ayuda a mejorar múltiples aspectos:
· Les ayuda a mejorar su concentración.
· Les ayuda a identificar y gestionar sus emociones.
· Además, toman conciencia de su propio cuerpo, mejorando su coordinación, flexibilidad y postura corporal.
· Les sirve de herramienta con la que conectar con su esencia y mejorar su relación con su entorno natural.
· Aprenden técnicas de relajación y respiración.
· También fomenta la autoestima del niño.
· Les permite desarrollar la creatividad y el mundo interior.

Y además es un momento de interacción social que les ayuda en su crecimiento personal desde bien chiquititos

¿Cómo es una sesión de yoga para peques?

Una clase de yoga para niños no es igual que una para adultos. Los niños trabajan mucho con sus emociones, hablan de ellas, las expresan. Y todo se hace a través del juego, la manera más esencial, natural y respetuosa que tienen los niños de aprender.

Cantar “mantras”, les sirve para transmitir al sistema nervioso mensajes como la relajación, el positivismo, la conexión o la calma.

Además, los niños practican posturas corporales que les permiten expresar con su cuerpo al tiempo que aprenden a controlarlo, ya sea imitando a animales o moviéndose al ritmo de la música.

También trabajan las visualizaciones guiadas, donde se fomenta mucho la expresión de las emociones.

A través de los dibujos, se les ayuda a los niños a canalizar sus energías y mediante ejercicios de respiración se les ayuda a ser más conscientes de su cuerpo, conectar con su corazón y serenar su mente.

Queridos padres y madres de nuestros Jirafitas, cada clase es un regalo en el que queremos que El Niño tome progresiva consciencia del momento presente, de su propio cuerpo y de su SER como lo más valioso que poseemos, por eso en La Jifarafa se practica YOGA y estamos súper orgullosas de ello.

Besos

Share This